Centre d'Odontologia General | Cuánto hay de cierto detrás de la afirmación: los implantes son para siempre.
259
post-template-default,single,single-post,postid-259,single-format-standard,bridge-core-2.4.8,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive

Cuánto hay de cierto detrás de la afirmación: los implantes son para siempre.

Cuánto hay de cierto detrás de la afirmación: los implantes son para siempre.

Los implantes actualmente se consideran un pilar fundamental en la odontología, siendo el tratamiento de elección  en un gran número de rehabilitaciones orales. No obstante, el éxito de su colocación puede verse comprometido en muchos casos por una pérdida de la conexión directa y estructural entre el hueso y la superficie de un implante sometido a carga funcional, concepto propuesto por Branemark conocido como osteointegración.

De la misma forma que aparece la gingivitis y la periodontitis en dientes naturales, pudiendo comportar su pérdida, en implantología se hace referencia a dos términos: la mucositis y la periimplantitis. Estos dos procesos patológicos, van a poder comprometer la supervivencia del implante.

La aparición de patología periimplantaria se ve condicionada por múltiples factores de riesgo, pero los dividimos en tres grandes grupos: asociados al paciente, al implante o a la técnica. Nos centraremos en los primeros, que son los que debe tener presentes y conocer el paciente:

Estos factores se ha visto que pueden comprometer la vida del implante. En numerosos estudios se resalta la importancia de que el paciente se encuentre estable a nivel periodontal, ya que si la enfermedad esta activa aumenta la probabilidad de que se desarrolle un proceso patológico periimplantario. De la misma forma que las personas fumadoras o con malos hábitos de higiene oral tienen un mayor riesgo de que fracase el implante. También es necesario que se comuniquen las enfermedades sistémicas al especialista, ya que por ejemplo una diabetes mal controlada puede alterar la cicatrización y la respuesta inmune comprometiendo la salud periimplantaria.


LA PERDIDA DE IMPLANTES ES MENOR EN LOS PACIENTES SIN HISTORIA PREVIA DE PERIODONTITIS Y CON BUENA HIGIENE ORAL.


Por lo tanto, debemos saber que hay casos en los que el implante puede fracasar y con ello dejar atrás el mito de que todos los implantes una vez colocados se mantienen en boca para siempre. Para evitar complicaciones es imprescindible además de la correcta técnica y el uso de materiales de calidad, la ayuda del paciente controlando los posibles factores de riesgo.

 

Referencias bibliográficas

  1. Bahat O, Sullivan RM. Parameters for successful implant revisited part I: immediate loading consdiered in light of the original prerequisities for osseointegration. Clin Implant Dent Relat Res. 2010;12(1);e2-12.
  2. Javed F, Romanos GE. The role of primary stability for succesful immediate loading of dental implants. A literatura review. J Dent. 2010;38(8):612-20.
  3. Smeets R, Henningsen A, Jung O, Heiland M, Stein JM. Definition, etiology, prevention and treatment of peri-implantitis–a review. Head Face Med. 2014;3;10:34.
  4. Rodriguez- Argueta OF, Figueiredo R, Valmaseda- Castellón E, Gay- Escoda C. Postoperative complications in smoking patients treated with implants: a retrospective study. J Oral Maxillofac Surg. 2011;69(8):21527.
No Comments

Post A Comment